Linux Mint 13: revisando el avance de Cinnamon

Mint 13Hace un par de semanas instalé Linux Mint 13 Maya para probar su funcionamiento, en especial por el hecho de que ya está disponible en los repositorios Backports la nueva versión 1.6 de Cinnamon y del gestor de archivos Nemo (que sustituye a Nautilus).

Aquí les cuento un poco lo que más destaco del sistema:

  • Interfaz gráfica excelente: Cinnamon es muy atractivo visualmente, pero al mismo tiempo conserva todo lo que se espera de una interfaz tradicional (paneles, objetos, etc…).
  • Mayor nivel de personalización: se pueden agregar temas GTK3 sin problemas, paquetes de iconos y temas para Cinnamon sin mayores dificultades. Sin embargo, no me gusta que para ser una interfaz tan visual, se tenga que copiar las carpetas de temas manualmente para poder instalarlos y no se pueda hacer como en Gnome 2 que alcanzaba con arrastrar la carpeta del tema a la ventana de configuración.
  • Escritorios persistentes: la posibilidad de tener varias áreas de trabajo y además que se puedan tener nombre y se mantengan al cerrar sesión es por demás interesante y otorga toda una nueva forma de organizarse y trabajar en distintas áreas de trabajo.
  • Rapidez y estabilidad: el sistema no se colgó ni una sola vez y además funciona de forma muy rápida. Tanto así que junto con Xubuntu, han sido las dos distribuciones que más rápido han trabajado con las aplicaciones, especialmente con Firefox y Libreoffice.
  • Applets para el panel muy útiles: se pueden agregar varias applets para tener más funciones en el panel, algunas vienen instaladas y otras se pueden descargar desde la página oficial de Cinnamon. En mi caso instalé uno para ver los principales lugares y dispositivos (como el menú Lugares de Gnome 2) y otra para ver una lista de ventanas basada en íconos y con vistas previas. Ambas me resultaron muy útiles y bien logradas. El único detalle es que nuevamente para instalarlas tuve que copiar los archivos dentro de la carpeta de applets de Cinnamon, lo que me parece muy engorroso y poco intuitivo para usuarios nóveles.
  • Gran cantidad de repositorios: al derivar de Ubuntu, la lista de paquetes es enorme (más de 38000) y por si fuera poco podemos usar sin problemas los ppa para agregar todo lo que queramos (en mi caso agregué repositorios con packs de íconos y temas).
  • Nemo supera a Nautilus: en realidad, es casi lo mismo pero con las opciones mejor presentadas y más optimizado, se nota la velocidad y la facilidad de uso.

Pero también encontré cosas que se podrían mejorar, como por ejemplo:

  • Gestor de programas lento y con interfaz mejorable: el Gestor de programas me resultó mucho más lento e inestable que el Centro de Software de Ubuntu. Muchas veces se me colgó al tratar de instalar más de 2 aplicaciones y no me mostraba el progreso de la instalación correctamente en otras. También me sucedió que no actualizaba el estado, mostrándome el botón Instalar… en aplicaciones que ya tenía instaladas.
  • Algunos problemas con las traducciones: aunque no es algo determinante y se puede corregir muchas veces editando los nombres de los objetos, hay varias cosas que todavía no están en español como por ejemplo la carpeta Home y el ícono Computer que aparecen en el Escritorio. Y aunque no es responsabilidad de los desarrolladores, muchos applets que aparecen en el sitio de Cinnamon solamente se visualizan en inglés.
  • Gestión de memoria: aunque el consumo en general fue  muy bueno (unos 280MB en la versión 32bits con Kernel pae), me llamó mucho la atención que luego de abrir varias aplicaciones el uso de RAM subía (lo que es totalmente normal) y no bajaba luego de un buen rato de tener el sistema sin ningún programa corriendo. Por ejemplo, luego de varios minutos después de haber cerrado Firefox, Libreoffice, Transmission y Thunderbird el sistema seguía consumiendo unos 650 MB y usando 250 MB del archivo de paginación (nunca hasta ahora ninguno de las distribuciones que probé me había consumido espacio de este archivo, incluyendo a Mageia 64bits que en mi máquina deboraba los recursos).

En conclusión, puedo decir que Linux Mint Maya me ha resultado una gran distribución, desde el punto de vista gráfico es simple y todo está a la vista y bien presentado. Sin embargo, creo que tiene cosas importantes para mejorar como el tema de la instalación de temas y el funcionamiento del Gestor de Programas. Esto principalmente porque puede resultar muy incómodo para usuarios nuevos y sin conocimientos, siendo ese sector uno de los que Mint trata de atraer ofreciendo un sistema listo para usar y sin mayores complicaciones. Para quienes están más acostumbrados a Linux siempre está Synaptic para instalar paquetes (pasa el tiempo y sigue siendo una maravilla) y agregar temas e íconos no es demasiado complicado si lo hacemos a menudo. Lo que sí me llamó más la atención fue el tema del consumo de memoria, lo cual puede ser muy perjudicial si trabajamos con aplicaciones pesadas como en el caso de edición de video, graficación 3D, etc…

Ya saben, si les gusta un escritorio estilo tradicional pero a la vez moderno y lleno de características unido a las ventajas de Ubuntu, no dejen de probar Linux Mint (recuerden que la última versión es la 14, yo instalé la 13 porque prefiero usar las LTS).

2 comentarios en “Linux Mint 13: revisando el avance de Cinnamon

  • el enero 15, 2013 a las 1:56 pm
    Permalink

    Parece que Linux Mint es la distro que está dando que hablar.
    Me interesa el uso de los recursos es por lo que siempre que puedo pruebo una distro. Voy a esperar que la versión 14 sea LTS

    Respuesta
    • el enero 15, 2013 a las 2:03 pm
      Permalink

      Hola Demian, la verdad es que ya hace un tiempo Linux Mint está creciendo sin parar, un ejemplo es ver como sigue desde hace meses a la cabeza del ranking de Distrowatch. Un detalle, la versión 14 no será LTS porque se basa en Ubuntu 12.10 y esas versiones «intermedias» se actualizan cada 6 meses (y tienen soporte por 18 meses desde su lanzamiento).
      La próxima LTS debería salir (como siempre ha sido) en abril de 2014, teniendo entonces el número 14.04. Más allá de eso, las LTS tienen 5 años de soporte por lo que la versión 13 de Mint tendrá actualizaciones de mantenimiento hasta el 2017.
      Saludos;
      Pablo Arreche.

      Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.